Históricamente la creación del Colegio de Psicólogos del Perú se remonta al año 1979, cuando la última Junta Directiva de la Sociedad Peruana de Psicología (SPP) después de un arduo trabajo de recopilación de la información requerida y una permanente discusión con los colegas de entonces, formalizó la solicitud de creación de la Orden ante el Gobierno de la Fuerzas Armadas que dirigía el General Francisco Morales Bermúdez Cerrutti, constituyéndose en la institución gestora de la Ley que, finalmente, después de diversos contratiempos, el Gobierno aprobó el día miércoles 30 de abril del año 1980.

 

Con no poca frecuencia se suele confundir a la primera Comisión mandatoria, estipulada en las Disposiciones Transitorias de la Ley N 23019, con los gestores de la misma. Esta Comisión estuvo integrada por el Dr. Marcelino Matta Saravia, Representante del Primer Ministro; Ps. Roberto Lerner Stein, Representante de la Sociedad Peruana de Psicología y gestora de la Ley; Víctor Amorós Terán, Representante de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y de las Universidades Nacionales; y Cecilia Thorne de Trelles, Representante de la Universidad Católica del Perú y de las Universidades Particulares.

Ciertamente, toda Ley se gesta a partir de una solicitud presentada por alguna persona natural o institución jurídicamente representativa, para lo cual es necesario adjuntar la documentación que la sustente: modelo de anteproyecto de Ley, exposición de motivos que justifican la creación del Colegio, proyecto de Estatuto de la futura institución y proyecto de Código de Ética, entre otros.

local-colegio-psicologos

Fue así, entonces, que después de muchos trámites ante el Gobierno del General Morales Bermúdez y, especialmente a través del General Pedro Richter Prada, Primer Ministro del régimen de entonces, como se le dio mayor prestancia y significación a la labor del psicólogo profesional en el país, no obstante que la mayoría de los miembros de la Junta Directiva de la Sociedad Peruana de Psicología estaba integrada por psicólogos clínicos. Asimismo, es también anecdótico el impase surgido con el Colegio Médico del Perú (CMP), instituciún que se opuso a la aprobación de la solicitud de creación de la Orden; hecho que hizo suyo el Ministro de Salud de ese entonces.

A través de estos 35 años transcurridos de vida institucional han sido aspectos relevantes y trascendentes, la incorporación progresiva de colegiados, los cuales al presente suman 25594; la compra de sedes institucionales, tales como la oficina de José Pardo en Lince, la casa de Camilo Carrillo en Jesús María, la Casa de Pumacahua en Jesús María la realizacián de catorce Congresos Nacionales y cuatro Congresos Internacionales de Psicología, las creaciones de los Capítulos Profesionales por Especialidad, la Academia Peruana de Psicología y diversas Sociedades científicas.

 

Y, como hechos significativos de reciente data, la aprobación de la Ley N 28369 - Ley de Trabajo del Psicólogo y de su Reglamento.

Somos una Institución que ejerce la representación oficial y la defensa de la profesión; promoviendo el avance de la psicología y propiciando la superación profesional de sus colegiados, mediante el desarrollo de actividades científicas, técnicas y culturales, a fin de contribuir con el desarrollo y bienestar del país.
Ser una Institución líder en la promoción de bienestar de la salud psicológica, reconocida por la excelencia en sus servicios y la contribución al desarrollo de la competitividad de los profesionales en psicología.